5 de junio de 2010

EL ORIGEN DE LOS COLORES

RELATOS


Había una vez un campesino que quería ser pintor, todavía no existían los colores así que no podía pintar. Un día se le ocurrió una excelente idea, puso a la luz solar una botella de pintura blanca, unas horas después, ¡ya tenía el color amarillo!, luego mezcló jugo de uva con pintura blanca e hizo el color morado. Al otro día, fue al río y tomó algo de agua y le puso especies para cocinar, como el cilantro y el romero, ya tenía el verde, esa noche, dejó un frasco de pintura blanca, ya que sólo existían el blanco y el negro, lo dejó toda la noche e hizo el color azul marino, para el rojo, mezcló agua, frambuesas, fresas y arándanos, pero le faltaban todavía 3 colores para su obra de arte, el verde oscuro, el café y el azul cielo.


Para el verde oscuro, mezcló pintura negra y pintura verde, el café fue fácil, nada más puso en agua granos de café y el azul cielo fue pintura blanca con pintura azul marino y todos los pintores del mundo se lo agradecieron. Antes pensabas que siempre habían hecho las pinturas en las fábricas, pues ahora ya sabes la verdad.


Gabriel Otero Patiño*
*El autor es mi hijo de once años, quien a su edad ya publicó su primer cuento.

2 comentarios:

Tzaviere dijo...

Qué duda cabe de la herencia genética literaria. Simpático e imaginativo relato, y mis congratulaciones al autor. Mi alegría compartida al orgulloso padre.

Gabriel Otero dijo...

Tzaviere:

Muchas gracias por tu comentario, a Gabito le dio alegría saber que a un poeta de tu talla le haya agradado su texto.
Varias cosas me llamaron la atención:

1) El relato lo escribió por placer y de un tirón.
2) La ortografía perfecta, salvo unos detallitos ínfimos.

Abrazos
GO