5 de marzo de 2011

LOS FUNCIONARIOS

PALABRA DE CÍCLOPE



Amistad mata talento o lo que es lo mismo más vale una excelsa y prolongada lamida de huevos al que ad perpetuam ha sido tu jefe para que te tome en cuenta adonde vaya, estés o no capacitado para lo que viene, esté o no ocupado el puesto que quieres, total de que lloren en la casa del futuro desempleado en lugar de la tuya hay un abismo de diferencia.

Más vale servirle una cubita al jefe, a él le gustan pintaditas porque la coca cola y el limón dan cruda, y hacerlo padrino de todos tus hijos para que nunca dude de tu lealtad y que sepa que contará contigo hasta el sepulcro.

Él es un buenazo para los bisnes, tiene ese olfato privilegiado casi felino que detecta la lana en el más desértico de los erarios: el dinero público es de todos y de nadie y la complicidad y el silencio carecen de precio, aunque a él le toquen cien y a ti uno o la mitad de uno que no es ninguno, taparle sus huracos es parte de tu chamba y de poco en poco se llega a mucho. Y calladito, calladito te ves más bonito.

Guey serías si ostentaras los negocios que haces por tu cuenta, tomas de aquí y de allá: los prestanombres, intercambios y proveedores fantasmas son algo institucional en el sistema, porque siendo administrador y abogado de formación y deformación dejas libre de rastros, y a prueba de auditorías, todas las dependencias en las que has ejercido el comercio oculto.

Esa ha sido tu historia profesional licenciado, maestro y doctor Godínez, una larga lista de cargos de confianza en los gobiernos municipales, estatales y federales aprovechando al máximo el ocaso del sexenio o “Año de Hidalgo” porque “chingue a su madre el que deje algo” y que en estas crisis está por declararse el “Año de Carranza” porque ya no alcanza.

Tú sabes que la picardía y el cinismo son de origen mexicano y, además, dignos de exportación, aunque el know how es la patente de cada país, ese toque propio para apoderarse de los fondos nacionales.

Tú eres de los que han contribuido al expertise del “mexican style”, la transa que desangra a México, y que tu jefe y tú, y otros personajes siniestros pregonan que es un error vivir fuera del presupuesto.

¿Licitación o adjudicación directa? lo mismo te da, las comisiones se negocian entre cuates y se pasan por debajo de la mesa.

La meta es llegar a las islas del tesoro, o sea las cámaras de diputados y senadores, ahí, como en el mar, la vida es más sabrosa y los funcionarios como tu jefe y tú pueden nadar tranquilos en el cuerno de la abundancia.

Gabriel Otero